La terapia pentadimensional es un espacio para comprender la vida a través de la 5ª dimensión de la conciencia: El Poder de Amar. En esta dimensión el poder de amar principia por el más importante de todos: nosotros mismos. La terapia se realiza entonces, contemplando nuestra vida desde el amor a nosotros mismos haciéndonos conscientes las 5 premisas de la 5ª dimensión que son:

  1. La única fuente de nuestra infelicidad proviene del maltrato hacia nosotros mismos
  2. Todos reaccionamos únicamente desde nuestra historia de dolor
  3. Todo está aquí para ayudarnos a la expansión de nuestra alma,
  4. Todo está bien
  5. Todos hacemos todo lo mejor posible.